Cuidados del Bebé


Cuidados del Bebé

Los recién nacidos sanos a término normales, con buen peso, nacen con una adecuada reserva de nutrientes (glucógeno) para los primeros dos a tres días de vida y también con un exceso de agua en el cuerpo que deben perder en los primeros días de vida.

 

Para esos primeros días, la naturaleza ha diseñado una producción escasa de leche pero de alto valor de protección llamado calostro.  Los bebés no necesitan más comida que esa pequeña cantidad.  Si se les da leche artificial, por el miedo de las madres a que no se alimente adecuadamente, se producen dos problemas:

 

La leche artificial sacia al recién nacido, lo cual hace que no succione al seno por algún tiempo, disminuyendo la cantidad de calostro que se produce y no estimulando la producción de leche materna que va a necesitar después.

 

Se aumenta el riesgo de alergias ya que se expone al recién nacido a alimentos extraños en una etapa de gran inmadurez.  Sería muy largo dar todas las razones por las cuales la leche materna es el mejor alimento para el bebé, pero podríamos decir que:

 

• Previene infecciones, alergias.

• Disminuye el riesgo de obesidad adulta.

• Está a una temperatura perfecta.

• Tranquiliza al bebé.

• Disminuye el riesgo de cólicos.

• Fortalece el vínculo madre-hijo.

 

Para garantizar una adecuada producción de leche materna, tan pronto sea posible, la madre debe poner a su bebé al seno y alimentarlo cada vez que lo pida.  Entre más succione o más se extraiga la madre la leche, ésta más rápido bajará.  Al principio puede ser cada 1 ó 2 horas por espacio de 10 a 20 minutos, en cada lado como mínimo. Posteriormente, el bebé irá regulando sus horarios.

 

Es frecuente que los bebés coman día y noche por lo menos los primeros dos meses.  La Academia Americana de Pediatría recomienda un mínimo de 9 veces al seno las primeras 24 horas.  Hay madres que creen que no pueden lactar por pezones invertidos, falta de producción u otras razones diferentes a las ordenadas por el médico, pero todo se puede arreglar, sólo es cuestión de técnica.  En caso de dificultad hay equipos muy eficientes para sacarse la leche si el bebé se encuentra hospitalizado o la madre tiene los senos inflamados.  Por favor consúltenos para que le podamos ayudar.  Algunos bebés tienen “regurgitación”, es decir, cuando el bebé devuelve la leche del estómago. Esto sucede especialmente cuando le sacan los gases.  Mientras sea en poca cantidad, no se preocupe, es normal.

 

Alimentación

Alimentación del BebeEs normal que como madre tengas muchas dudas acerca de la alimentación que debe llevar tu hijo en los primeros meses de vida.  Algo que siempre debes tener en cuenta, es que durante los primeros seis meses, tu bebé no necesita nada a parte de la leche materna, ni agua, ni infusiones de ninguna hierba, esto podría causarle problemas de salud.

 

No existe un horario establecido para alimentar a tu bebé, él mismo se encargará de crear su horario.  No debes imponerle el tiempo de comer, debe durar todo lo que desee, especialmente en los primeros días de nacido.

 

No le debes dar a tu bebé leche artificial, sólo la leche materna es suficiente para su correcta alimentación y posee todo lo que tu bebé necesita para crecer.  La única manera que sea preferible, es que el médico lo recomiende por alguna anomalía que detecte.  A medida que le suministres biberones de leche artificial, disminuye la producción de la leche materna.

 

En caso de no tener suficiente leche, no existe ningún medicamento que la aumente sostenidamente, es importante que tengas presente que a medida que lo intentes, esto estimulará la producción de leche y puedes durar días en lograrlo.

 

Una clave para obtener más leche, es tomar agua suficiente sin exagerar, y llevar una alimentación balanceada.

Baño y Cuidado del Bebé

Limpieza del BebéManchas rojas con puntos blancos en la piel de tu bebé.

Si tu bebé en los primeros días de nacido presenta pequeñas manchas rojas, y algunas con un punto blanco, no te asustes, es llamado “eritema tóxico” y es normal e inofensivo, pero a los padres primerizos les puede resultar muy preocupante.

Se presenta en especial en el tronco y espalda y desaparece sin tratamiento.  Si le aparecen en el pliegue del cuello, las axilas o la zona del pañal consulten al pediatra o a Urgencias.  También, en ocasiones, se observan unos puntos blancos pequeños en la nariz, éstos también son normales y desaparecen solos.

Baño y cuidado del ombligo

• El ombligo se corta cuando tu bebé nace, el resto se seca, se oscurece y se cae entre las dos primeras semanas dejando una piel rojiza que cicatrizará posteriormente.

• Cuando se caiga, no te asustes, puede manchar ligeramente de sangre y tener un olor fuerte.  Para evitar tu hijo(a) se infecte, puedes aplicar una solución yodada 3 ó 4 veces al día.

• Antes de la caída del ombligo es preferible no cubrirlo con el pañal para mantenerlo limpio y seco.

• Es aconsejable que no sumerjas a tu bebé cuando lo bañes, así mantendrás el ombligo seco.

• Es suficiente con limpiar al bebé con una toallita o esponja mojada sosteniéndolo sobre el agua, posteriormente, puedes bañarlo diariamente teniendo cuidado con la temperatura del agua.

• Debes usar un jabón o shampoo suave para evitar irritación, la cara, boca y cuello deben estar siempre limpios para evitar alguna infección.  Debes lavar bien la zona genital, sin jabón para que no reseque la piel de tu bebé.

Cada vez que haga deposición u orine, debes limpiar el área para retirar los restos de orina y materia fecal con un algodón húmedo o toallitas que se consiguen para este fin, puede ser útil lavar la zona con agua tibia y luego, le aplicas cremas para proteger la piel.  Es importante que no utilices polvo en él, esto le genera problemas en la respiración.

Es fundamental que todas las personas (niños, jóvenes, adultos) que toquen al bebé, se laven las manos inmediatamente antes de acercársele.  Esta recomendación es especialmente importante al darle de comer.  Existe un producto en el mercado, de una mezcla de alcohol y glicerina que es útil para que las personas se apliquen a pesar de haberse lavado las manos y que ayuda a desinfectar.  Lo mejor es tratar al máximo que no le toquen la cara.

Alarma

Se debe consultar al pediatra o a Urgencias cuando el ombligo sangra en abundancia, si hay un círculo grande rojo en la piel -alrededor- o si tiene abundante secreción tipo pus.

Baño y Cuidado del Ombligo

Cuidado del OmbligoEl ombligo se corta cuando el niño nace, el resto se seca, se oscurece y se cae entre las dos primeras semanas dejando una piel rojiza que cicatrizará posteriormente.  Puede manchar ligeramente de aguasangre al caerse y puede tener un olor fuerte.  Para evitar infecciones se puede aplicar una solución yodada 3 ó 4 veces al día.

Antes de la caída del ombligo es preferible no cubrirlo con el pañal para mantenerlo limpio y seco.  Es preferible no sumergir al bebé al bañarlo para mantener el ombligo seco.  Es suficiente con limpiar al bebé con una toallita o esponja mojada sosteniéndolo sobre el agua, posteriormente se puede bañar diariamente teniendo cuidado con la temperatura de esta.  Puede usarse un jabón suave o shampoo aunque probablemente sólo en algunas zonas y no en forma permanente.

La cara, boca y cuello deben mantenerse limpios para evitar irritación e infecciones de la piel.  La zona genital debe lavarse bien aunque no requiere jabón porque reseca la piel del bebé.  Cada vez que haga deposición u orine se debe limpiar el área para retirar los restos de orina y materia fecal con un algodón húmedo o toallitas que se consiguen para este fin.  Puede ser útil lavar la zona con agua tibia y luego de secarlo puede usar cremas para proteger la piel aunque no siempre es necesario.

Cuidados Posteriores

Cuidados Posteriores del BebéConsultar al pediatra, al quinto día de nacido

Se debe consultar al pediatra alrededor del quinto día después del nacimiento para valorar entre otros, si el bebé no ha perdido demasiado peso (se debe perder un poco por la redistribución de líquidos al nacer).  Una forma de valorar la adecuada alimentación es ver cuántos pañales moja al día, debe ser por lo menos de 4, en 24 horas.  Una vez sale de la clínica, si no se presentan signos de alarma, puede consultar a su pediatra o de lo contrario alrededor del quinto día de nacido.

Exámenes de Tamizaje Metabólico y TSH

Existen una serie de exámenes que se toman al nacimiento para descartar un número muy grande de enfermedades.  En muchos países estos exámenes de Tamizaje se le practican a todo recién nacido.  En Colombia, el único examen que es obligatorio y por lo tanto incluido en el grupo que paga la EPS (seguro obligatorio o POS) es la TSH.  Esto es la medición de la hormona estimulante de la tiroides y sirve para detectar hipotiroidismo, una enfermedad que si no se maneja puede producir retraso mental.  En general estos exámenes no requieren ser revisados por el médico pero algunos pediatras solicitan el resultado.

El laboratorio que practica estos exámenes tiene un nivel de corte para repetirlos y confirmar alguna anormalidad.  Esto no quiere decir, que al solicitar el repetirlos sea evidencia de enfermedad, tan solo que el nivel de corte es bajo para no perder ningún posible caso anormal.  La Clínica y algunos sistemas de salud cubren el costo total de exámenes con uno o varios laboratorios que ofrecen este servicio.  Consulte al asesor de su seguro para ver si está incluido.  En caso de no estar, solicite al neonatólogo información si desea costearlo usted.

Llanto

Llanto del BebéEl llanto es la forma de expresar necesidades y llamar la atención de un recién nacido.  Las madres con el tiempo aprenden a distinguir el tipo de llanto.  Mientras esto ocurre, siga los siguientes pasos para saber cuáles pueden ser las causas del llanto del bebé:

Revise si se encuentra mojado, con frío, calor o desea un cambio de posición, algunos bebés les molesta el ruido, la luz intensa o simplemente desean que los arrullen.

El bebé que tiene hambre generalmente voltea la cara hacia el lado que usted le toque como buscando alimento.  Si es la hora de comer probablemente tiene hambre.  Sin embargo, al bebé le gusta chupar aunque no tenga hambre, no siempre la solución es darle de comer.

Pañales, evacuación y orina

Limpieza del BebéEl bebé puede evacuar materia fecal desde una hasta ocho veces al día.  La primera, debe aparecer en las primeras 48 horas.  Si se demora más tiempo consulte a su pediatra.

 

En forma general, el bebé alimentado con leche materna evacúa más frecuentemente y la deposición es más líquida que los que toman fórmulas artificiales.  Inclusive, entre el segundo y quinto día puede parecer como si tuviera diarrea pero esto es normal.  Lo importante es que no sea totalmente líquida, que no tenga mucho moco o sangre.

 

El bebé debe orinar en las primeras 24 horas entre 4 a 6 veces.  El color es desde muy claro hasta amarillo intenso, inclusive, en algunos casos casi anaranjado.  Esto es normal, por corto tiempo.  Para evitar que se queme la colita debe cambiarse el pañal y limpiar los restos, cada vez que orine o evacue material fecal con pañitos o un algodón con agua tibia.  En caso de ser muy abundante la materia fecal puede ponerse bajo el chorro de agua limpia en el lavamanos.  Algunas pieles son extremadamente sensibles y requieren más cuidado.  No es necesario aplicarle siempre cremas o talcos, excepto en los casos de enrojecimiento importante.  Consulte su pediatra.

 

Hemos elaborado un formato de “Consentimiento informado” para que usted acepte esta vacunación.  Si tiene alguna duda consulte a su pediatra, obstetra o neonatólogo y continúe la vacunación con su pediatra.

Si desea más información consulte el calendario de vacunas.

 

La nariz y los estornudos

 

Los bebés recién nacidos sólo respiran bien por la nariz, si ésta se les tapa tienen problemas.  Como la nariz es tan pequeña se congestiona fácilmente y no es raro que requiera limpieza.  La mejor forma es aplicar unas gotas de solución salina (suero) en cada fosa nasal para mantenerlas destapadas.  Son frecuentes los estornudos, los cuales son una forma de mantener esta vía destapada.  Sólo la tos persistente requiere consulta al pediatra.

 

Debe intentar no llevarlo a lugares con mucha gente o donde se encuentren personas con gripa.  Tampoco se recomienda que se le acerquen o besen personas contagiadas. Los niños son fuente frecuente de contagio aunque no tengan signos francos de gripa.

 

En el caso de que la madre tenga gripa, especialmente si está dando seno al recién nacido, se recomienda que se lave las manos cuidadosamente antes de entrar a la Unidad y que se ponga un tapabocas, que le entrega la enfermera.  Se sugiere solicitar esto mismo, a cualquier persona con síntomas de gripa que entre en contacto con el bebé e igualmente, a la madre con gripa, cuando se extraiga la leche, prepare los biberones o maneje la ropa o cualquier elemento que entre en contacto con el recién nacido.  Aunque no hay consenso, un tapabocas de más de 4-6 horas de estar en posición deja de ser efectivo.

 

Estreñimiento

 

El recién nacido que toma sólo leche materna no sufre de verdadero estreñimiento, incluso puede demorar en defecar varios días.  Las deposiciones tienen consistencia "pastosa" o inclusive semilíquida ("como puré").  No hay necesidad de tomar medidas especiales en estos casos, sin embargo coméntelo a su pediatra.

 

El recién nacido que usa biberón, puede sufrir de estreñimiento presentando deposiciones con una consistencia de "plastilina" que conservan su forma, al abrir el pañal.  Tampoco es necesario tomar medidas en esta situación, excepto si la evacuación sale con sangre o si el bebé llora al defecar.  En estos casos, puede utilizarse medio supositorio de glicerina pero debe consultar su pediatra.

 

Chupos de entretención

Aunque algunos odontólogos han culpado a esta costumbre de algunos defectos dentales, el chuparse el dedo puede ser peor y más difícil de erradicar.  El uso del chupo puede ser un método útil para calmar a un bebé o entrenarlo en la noche.  Es frecuente que al principio lo escupa o se le caiga, por eso algunas veces hay que sostenérselo. Escoja un producto blando y adecuado para la boca del bebé.  La Academia Americana de Pediatría lo recomienda para disminuir el riesgo de muerte súbita.

 

Alarmas

 

No es normal las evacuaciones completamente líquidas, mayor de 6 a 8 veces al día, y menos si se acompañan de decaimiento y falta de apetito o fiebre.  Si esto ocurre, debe consultar a su médico.

 

El bebé debe orinar, los primeros días, por lo menos 4 veces al día.  La frecuencia disminuye con el paso del tiempo.

 

Problemas en los primeros días

Primeros días del BebéPonerse amarillo

 

La mayoría de recién nacidos presentan un ligero tinte amarillo llamado “Ictericia Fisiológica” en las primeras dos semanas de vida.  Ese tinte se le va quitando con el tiempo y con ayuda de la luz blanca del día que les debe dar en toda la piel.  Evite que el bebé se enfríe, puede mantener la temperatura con un calentador o con el contacto de la piel del tronco de los padres.  Si el color amarillo es muy notorio, en ojos, palmas y plantas, consulte al pediatra o a Urgencias, especialmente si el bebé tiene “incompatibilidad” (tipo de sangre de la madre O y el bebé A o B o mamá Rh negativo y bebé Rh positivo).

 

En caso de duda consulte al neonatólogo o a su pediatra.  La visita del quinto día de nacido tiene como objetivo, entre otros, valorar el grado de ictericia de su recién nacido.

 

Fiebre

 

La temperatura del recién nacido varía pero no debe ser mayor de 37,9º C.  En caso de fiebre, con temperatura mayor de 38º C debe consultar al pediatra.

 

Ponerse morado

 

Todos los niños que se ponen morados, sin causa aparente, cuando lloran o comen o presentan dificultad para-respiratoria, deben motivar consulta a Urgencias.  Esto debe diferenciarse de cuando las manos o pies se ponen moradas por frío.

 

No come

 

La madre aprende rápidamente que el bebé va organizando sus horarios de comida y que algunas veces come más que otras, sin embargo, si el bebé deja de comer en varias tomas consecutivas es un signo de alarma y debe consultar al pediatra.

¿Quien atiende a mi bebé en la clínica?

Atención del Bebé en la ClínicaCuando tu bebé se encuentra en el vientre, se siente muy cómodo, en un lugar calientico y sumamente compenetrado contigo.  Al momento de salir de ese lugar de mucho confort, se genera un gran choque para él, debido a eso, Clínica Portoazul tiene como objetivo principal mantener el vínculo natural entre madre e hijo.  Al menor tiempo posible, tu bebé estará en tu pecho, satisfaciendo la necesidad de contacto que surge entre ustedes y de esta manera, fortalecer el proceso de lactancia materna.

 

 

Si tu  bebé se adapta rápidamente a esta nueva manera de vivir, siempre estará contigo en tu habitación, en caso que requiera un poco más de ayuda, ya sea por falta de oxígeno o demande cuidados especiales, tenemos una Unidad de Recién nacidos, ahí estará rodeado por un equipo especializado en neonatos las 24 horas y una vez tu bebé logre la adaptación adecuada, será trasladado a la habitación contigo.

 

 

Clínica Portoazul tiene para ti y tu bebé un especialista en neonatología las 24 horas del día, estará presente desde el momento del parto, hasta que el bebé lo requiera.  También contamos con un equipo de enfermeras, terapistas, nutricionistas y personal del área de salud, que atienden a tu bebé y poseen un amplio conocimiento en recién nacidos.  Adicional a esto, tenemos personal especializado en lactancia materna, para ayudarte en ese importante proceso con tu bebé.

¿Que bebé se hospitalizará?

Hospitalización de BebésLos bebés, tan pronto nacen, experimentan una serie de cambios muy importantes para adaptarse a la vida sin la ayuda directa de la mamá.  Esto se logra con algunos niños más rápido pero en otros puede tardar un poco.  Algunos requieren oxígeno o cuidados especiales que se brindan particularmente en la Unidad de Recién Nacidos.

 

 

Cuando el bebé ha logrado la adaptación adecuada de acuerdo al neonatólogo, se traslada a la habitación con la madre.

 

Sacar los gases

Sacar los gases del bebéA todos los bebés después de comer se les debe sacar los gases, algunos incluso a mitad de la alimentación.  Hay varias posturas adecuadas para hacerlo pero en general, es bueno cambiar de una posición a otra, para mover al bebé y mejorar la posibilidad de que éstos salgan.

 

 

La cabeza debe colocarse hacia arriba y cambiar de posición para que el gas encuentre la salida.  Una postura que se usa mucho en las Unidades de Recién Nacidos es apoyar semisentado los glúteos del bebé, sobre las piernas de la madre sentada y rotar el cuerpo con la cabeza hacia delante y atrás.

 

Sueño

Sueño del BebéEl recién nacido tiene tendencia a dormir mucho, generalmente se despierta, pide comida y se vuelve a dormir.  No se preocupe, ésto es normal.  A medida que pasan los meses esta característica se va modificando.  A los 2 meses, en niños sanos, se puede intentar no alimentarlos durante toda la noche, en forma gradual, para evitar traumatismos.

No se recomienda acostar los bebés boca abajo por más de una hora.  La mejor posición es acostado boca arriba, sin cubrir la cara o tener almohadas o muñecos.  En algunos casos se puede levantar ligeramente la cabecera de la cama, sobre todo si hay reflujo.