No relacionadas a medicamentos

Los insectos suelen inyectar ácido fórmico u otros quimicos. Esto puede provocar ampollas, inflamación, enrojecimiento, hinchazón, dolor, picazón e irritación. La reacción depende del tipo de insecto y de la sensibilidad del individuo. Las picaduras de pulgas, ácaros y mosquitos tienden a causar picazón en lugar de dolor.

Link: https://www.medicalnewstoday.com/articles/174229.php

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *