“Gracias a Dios y a todos los cuidados de la clínica y el apoyo de los doctores, logramos superar esta situación” – Lisbeth Castro Madre de la Paciente Olivia Gómez | Clínica Portoazul Auna